sábado, 5 de noviembre de 2016

#CRÓNICA 1. PRIMER DÏA EN #MÚNICH. LAS BICICLETAS #ViajeaAlemania

Crónica 1. Primer día en Múnich. Las bicicletas.


El sueño reparador de la noche, dejó paso a una intensa mañana en la ciudad de Múnich. Después de un buen desayuno, me colgué mi querida réflex al cuello y me dispuse a sorprenderme. No hacía frío y el cielo se nublaba a ratos. 

Mi primera mirada quedó prendida a los pocos metros de salir del hotel. Allí estaba ella. La primera de una larga lista de bicicletas, que mantuvo atrapada mi mirada, las primeras horas de mi recorrido por las calles de esta hermosa ciudad. Me paré a contemplarla bajo los rayos de sol. Me gustó imaginar quien sería su dueña. ¿Por que imaginaba que sería de una chica?.


Continué caminando en dirección a la estación de trenes. Justo en ese lugar, pude ver la primera concentración de bicicletas. Las había de todos los colores, formas, tamaños... Me sorprendí.


Al salir de la estación, recorrí unos metros y allí estaba ella. No tenía nada especial. Me recordaba a las que habitualmente puedo ver en las calles de mi tierra. Tal vez por eso, me gustó retratarla.


Y claro está, también me encontré y fotografié sus señales de tráfico. Las encontré con más frecuencia de lo que estoy acostumbrada a ver.


Seguí caminando, segura ya, de que las bicis iban a ser lo más sorprendente para mí, en ese primer día de viaje. Un amplio catálogo, se abría ente mi cada paso que daba.





Estaban omnipresentes en mi recorrido. No necesita buscarlas. No había lugar, esquina o espacio, al que mirar y no encontrarlas. Relucían bajo los rayos de sol y bajo las gotas de lluvia. Por la mañana, por la tarde, por la noche...






También me sorprendían los detalles que llevaban en el manillar, colgado o engachado a algunos de sus tubos...los espejos, los timbres, sus cestitas...cómo protegían los sillines de la lluvia...




Me preguntaba ¿Dónde están todos los dueños de esas bicicletas?

Pronto tuve la respuesta. Las calles se llenaron de ciclistas.




...CONTINUARÁ...

0 comentarios:

Publicar un comentario